Ovodonación

En materia de infertilidad dentro de los distintos procedimientos de fecundación in vitro (FIV) se abre la puerta al llamado Duelo Genético. Aquel que aparece cuando la fecundación sólo es posible realizarse mediante una Ovodonación. Aquí la mujer deberá de atravesar un período de duelo durante el cual tendrá que admitir el no poder transmitir la carga genética a sus hijos y que supone un fuerte sentimiento de pérdida, apareciendo sentimientos contradictorios y preguntas aparentemente sin respuesta: ¿mi hijo querrá más a mi marido que a mi?, o ¿hasta qué punto querré a este hijo como querría a un hijo nacido con mis propios genes?.

El objetivo será poner en palabras los interrogantes, ansiedades y temores que genera este procedimiento así como el tratar en el futuro la verdad sobre el origen genético.
Es desde una mirada sistémica que existe la experiencia para afirmar que en los casos en que la donación o la adopción de un bebé resultó psicológicamente traumática, lo fue más por el secreto guardado que por la diferencia genética en sí misma.
Actualmente existen numerosos cuentos para que durante la crianza puedan abordarse e integrarse estos temas dentro de la naturalidad y la espontaneidad del día a día de los niños.