Concebir después de los 40

Según las estadísticas en Catalunya el número de mujeres que tienen un hijo a partir de los 40 años se ha más que doblado en los últimos 10 años. Más del 70% de las pacientes que acuden a una clínica de reproducción para buscar su primer embarazo son mayores de 38 años y el 55% de tratamientos de fertilidad son a través de la donación de óvulos, que a día de hoy todavía es un gran tabú social que hay que afrontar.

La maternidad no siempre es un camino fácil de recorrer y, menos aún, cuando alcanzas la barrera psicológica de los 40. Has priorizado tu carrera profesional o has esperado a tener las circunstancias idóneas para formar una familia y ahora solo escuchas que a cierta edad disminuyen tus posibilidades de ser madre y quizás ya es demasiado tarde.  

Ahora bien, ¿y si tu viaje hacia la fertilidad fuera parte del proceso de convertirte en madre,donde los altibajos son exactamente aquello que ha de suceder para tomar conciencia de todo lo que dejaste atrás olvidado?

En este viaje revisaremos todos aquellos aspectos que afectan a tu vida fértil, bien sea a nivel físico, mental, emocional o incluso espiritual. Y cuando hago mención a lo espiritual me refiero a todo aquello que deseas además de tener un bebé, pues si tu anhelo más profundo entra en contradicción con el ser madre, posiblemente frenará tu embarazo.

Miedos, Dudas y Creencias

– Miedo a que mi bebé tenga Síndrome de Down o una malformación
– Miedo a los efectos secundarios de los Tratamientos de Fertilidad
– Miedo a perder mi independencia y mi carrera profesional
– ¿Soy demasiado mayor para ser madre?
– ¿Ser madre es lo prioritario en mi vida?
– ¿Mi cuerpo se deformará y no podré recuperarlo después del embarazo?

Alimentación y Estilo de Vida

– ¿Que tipo de alimentos apoyan mi fertilidad?
– ¿Qué ajustes nutricionales mejorarán la concepción y mi bienestar general?
– ¿Cuál es mi estilo de vida?
– ¿Cómo es mi relación con la creatividad?